RECacril®

By 3 enero, 2017
 

RECacril®

Tejidos elaborados a partir de fibra acrílica tintada en masa, diseñados para la confección de toldos y artículos de protección solar de exterior.

Ventajas de la
Gama Recacril

sun-iconProtección solar
Alta resistencia a la luz solar

sun-iconImputrescible
Resistencia al tiempo

sun-iconImprimible
Gran variedad de colores

Las lonas RECacril® son tejidos de altas prestaciones elaborados a partir de fibra acrílica tintada en masa. Están específicamente diseñadas para la confección de toldos y artículos de protección solar de exterior.

Todos los procesos de fabricación de la hilatura y la tejeduría están optimizados para obtener una lona dotada de una estructura de elevada resistencia a la tracción y al desgarro, y que presente una superficie inmejorable para la aplicación del acabado Proceso Infinity, revestimiento de alta tecnología.

El acabado Proceso Infinity proporciona a la lona unas excepcionales prestaciones de repelencia al agua y a la suciedad, lo que permite obtener un tejido duradero, que mantiene su aspecto a lo largo de toda su vida útil.

Las lonas RECacril® son muy fáciles de manipular debido a que el tejido se mantiene siempre plano cuando se corta y no se ondula cuando se cose, además, la estructura más cerrada y menos porosa de los hilos de las lonas RECacril® facilitan la impresión de las mismas. Esta configuración ofrece una mejor adhesión del vinilo cuando se usan equipos de transferencia térmica. Si se utiliza la impresión por serigrafía, la estructura más cerrada del hilo deja penetrar menos la tinta en su interior lo que se traduce en impresiones más nítidas y mejor definición.

Las lonas RECacril® siguen un riguroso control de calidad a lo largo de todo el proceso de fabricación, cumpliendo con todos los requisitos de homologación para la obtención de la norma UNE-EN 13561:2004+A1:2009 (Toldos. Requisitos de prestaciones incluida la seguridad).

Aplicaciones

Propiedades

Ventajas de la fibra acrílica tintada en masa

Las fibras sintéticas cuando se fabrican son incoloras en general. Para colorear las fibras existen dos sistemas:

Tintado convencional. Sumergir la fibra (el hilo o el tejido) en una disolución de colorante y otros productos auxiliares. Tras un periodo de tiempo a la temperatura adecuada y tras un proceso de enjuagado el material textil queda teñido. Como el colorante se aplica una vez fabricada la fibra, éste queda repartido en la superficie de forma homogénea sin llegar a penetrar en el centro de la fibra.

Tintado en masa. Mezclar el colorante con el polímero acrílico antes de la fabricación de la fibra. Cuando se hace pasar esta mezcla a través de los agujeros de una hilera (piense en los chorros de agua que salen de una ducha) se obtiene una fibra en la que el color queda repartido uniformemente en toda ella, tanto en las capas más externas, como y sobre todo, en el núcleo del hilo, así se obtiene un “tejido coloreado” con gran resistencia al desgaste, excelente solidez de color, óptima resistencia y excepcional comportamiento a la intemperie y a la acción de microorganismos.

Proceso infinity

Como resultado de los continuos procesos de I+D+i, RECASENS desarrolla y aplica el Proceso Infinity, con el que se tratan todas las lonas RECacril®, RECacril® Marine, RECsystem y RECwater.

El Proceso Infinity es un tratamiento de alta tecnología diseñado para asegurar la calidad duradera de los tejidos. En este proceso, nanopartículas de los productos de acabado, recubren completamente la superficie de las fibras del tejido, formando un revestimiento permanente. Tras el tratamiento, la superficie y el interior del tejido, quedan permanentemente protegidos frente a la acumulación de la suciedad y a los efectos adversos de una amplia variedad de agentes atmosféricos.

La baja reactividad y elevada estabilidad del Proceso Infinity confieren al toldo una protección duradera, especialmente frente a los hongos, y proporciona una excelente repelencia al agua y al aceite.

Protección solar

Las lonas RECacril® son un elemento eficaz de protección solar ya que filtran elevados porcentajes de radiación ultravioleta. El nivel de protección varía de un tipo de tejido a otro en función de su densidad, espesor y de su color. Las lonas con mayor densidad protegen mejor de estos rayos y las lonas oscuras ofrecen una mayor protección que las claras.

Las lonas acrílicas de RECASENS ofrecen elevados niveles de protección UV, con Factor de Protección Ultravioleta (UPF) de hasta +80 según la norma internacional UV Standard 801.

Resistencia a la lluvia

El Proceso Infinity confiere a las lonas RECacril® una buena repelencia al agua y al aceite, con una columna de agua suficiente para resistir una lluvia ligera y corta. No obstante, para conseguir mantener esta prestación en el tiempo es necesario realizar correctamente el mantenimiento de la lona y que además el toldo esté instalado correctamente con un ángulo de inclinación mínimo de 14º.

Si se desea una lona de protección solar que además resista lluvias frecuentes e intensas, es necesario recurrir a productos de la gama de mayor grado de impermeabilidad, como son el RECsystem y el RECwater.

Garantía RECacril®

RECASENS garantiza la lona RECacril® por un periodo de 5 años a contar de la fecha de instalación.

La garantía cubre el anormal deterioro, putrefacción y perdida de color de lonas sometidas a condiciones atmosféricas normales y sobre las que se ha realizado de manera sistemática un correcto mantenimiento.

Dentro del periodo de 5 años, RECASENS repondrá gratuitamente el metraje reconocido como defectuoso o abonará su coste.

La garantía cubre únicamente el valor de la lona y específicamente excluye cualquier otro elemento del toldo (herrajes, mecanismos, etc.), así como los costes de confección e instalación del toldo.

La garantía no cubre ningún deterioro debido a abusos, negligencia, vandalismo, quemaduras de cualquier tipo, incendios y desastres naturales.

En particular, no cubre el deterioro producido por:

  • La falta de mantenimiento de la lona o por utilización en el misma de productos o instrumentos inadecuados. En concreto no deben utilizarse NUNCA disolventes ni cepillos duros u otros instrumentos de raspado que pueden dañar el acabado protector de la lona.
  • Contaminación atmosférica o fitosanitario.
  • Suciedad producida por los animales.
  • Defectos de montaje o errores de maniobra del usuario.
  • Colocación de objetos encima de la lona, o caída de objetos sobre la misma.
  • Condiciones atmosféricas no habituales (rayos, temporales, etc.).

Para ejercer el derecho a la garantía, es necesario ponerse en contacto con el instalador o el distribuidor al que compró el producto. Dicho instalador o distribuidor, transmitirá la reclamación a RECASENS. La lona quedará a disposición de los expertos de RECASENS o de los de su compañía de seguros.

El reemplazo o reembolso del tejido defectuoso no implica la prolongación de la garantía del tejido repuesto.

Mantenimiento de las lonas RECacril®

El acabado de alta tecnología, Proceso Infinity, proporciona a las lonas de RECASENS una protección duradera frente a los hongos y una excelente repelencia al agua y al aceite haciendo que los toldos les protejan tanto del sol como del agua durante muchos años.

No obstante, la acumulación de polvo, partículas de contaminación atmosférica, materias orgánicas extrañas y suciedad en general pueden dañar esta protección, acortando la vida útil de la lona por lo que deben ser eliminados.

El método más eficaz de mantenimiento es limpiar la lona una vez al mes con una manguera con poca presión, de esta manera, se evita la acumulación y la penetración de la suciedad en el tejido.

Es muy importante que tras la limpieza con agua se deje secar completamente la lona antes de enrollar de nuevo el toldo.

En caso de lluvia se puede dejar el toldo extendido, ya que la misma lluvia arrastra la suciedad. Si por cualquier circunstancia se tuviera que enrollar el toldo húmedo, hay que desenrollarlo tan pronto como sea posible y dejarlo secar completamente. En épocas de lluvias continuadas es recomendable mantener los toldos enrollados.

Si se realiza este lavado periódico con agua, en la mayoría de ambientes, solo será necesario hacer un proceso de limpieza más a fondo cada 2 o 3 años.

Los pasos a realizar son:

  1. Cepillar el exceso de polvo y suciedad con un cepillo muy suave. No cepillar NUNCA con cepillos duros puesto que dañan la película del acabado del tejido.
  2. Rociar el toldo con agua limpia. Si se usa una manguera, evitar una presión elevada.
  3. Preparar una solución de jabón neutro exento de disolventes en agua tibia (no más de 40ºC) y aplicarla sobre el toldo, dejando que penetre en el tejido.
  4. Aclarar con abundante agua para eliminar todos los restos de jabón.
  5. Deja secar al aire y no enrollar el toldo hasta que la lona esté completamente seca.

Las lonas RECacril® están protegidas frente al crecimiento de hongos, no obstante, los hongos si pueden crecer sobre la suciedad incrustada. Para la limpieza de este tipo de manchas es necesario realizar una limpieza más intensa siguiendo el siguiente procedimiento:

  1. Cepillar el exceso de polvo y suciedad con un cepillo muy suave. No cepillar NUNCA con cepillos duros puesto que dañan la película del acabado del tejido.
  2. Preparar una solución con un 10% de lejía doméstica, 20% de detergente neutro exento de disolventes y 70% de agua.
  3. Aplicar la solución sobre el tejido, dejándola actuar entre 15 y 20 minutos como máximo.
  4. Aclarar con agua limpia varias veces, ya que si quedaran residuos de lejía en la lona, con la acción combinada del sol, podrían dañar el tejido.
  5. Dejar secar al aire y no enrollar el toldo hasta que la lona esté completamente seca.
  6. Repetir el proceso si es necesario.

Para proteger el Medio Ambiente, asegúrese de recoger el agua sucia cuando use lejía, ya que puede ser perjudicial para animales y plantas.

Información al consumidor

Durante la confección del toldo o su instalación, se pueden producir pequeñas imperfecciones debido a la propia manipulación de la lona. Estas pequeñas irregularidades, como los veteados, pequeños pliegues o rayas blanquecinas, son inherentes a la naturaleza de la fibra acrílica y no perjudican en absoluto las propiedades de la lona.

Los veteados y rayas blanquecinas aparecen por la inevitable formación de arrugas durante la confección e instalación del toldo y son debidas a un efecto óptico de diferente refracción de la luz. Son marcas leves que se aprecian algo más por transparencia. Las lonas de colores claros son más sensibles a la formación de estas marcas que las lonas de colores oscuros.

Los pequeños pliegues pueden aparecer a lo largo de las costuras al enrollar la lona debido al incremento de grosor de la costura.

Estas imperfecciones son muy leves, propias de la fibra acrílica y por tanto en ningún caso se puede responsabilizar de ellas al instalador o al fabricante de lona.

Certificados