Recacril Marine

By 3 Enero, 2017
 

Recacril® Marine

Las lonas RECacril® Marine se acaban según el Proceso Infinity, modificado para conseguir una mayor impermeabilidad.

Ventajas de la
Gama RECacril® Marine

sun-iconProtección solar
Alta resistencia a la luz solar

sun-iconImputrescible
Resistencia al tiempo

sun-iconImprimible
Gran variedad de colores

Las lonas RECacril® Marine están diseñadas para su utilización en embarcaciones (dodgers, biminis, cierres de cockpit, etc.). Al igual que las lonas RECacril®, las lonas RECacril® Marine están fabricadas con fibra acrílica tintada en masa, lo que les confiere una excepcional resistencia del color aún en entornos de alta salinidad como son los ambientes marinos.

Las lonas RECacril® Marine se acaban según el Proceso Infinity, modificado para conseguir una mayor impermeabilidad. Este proceso proporciona a las lonas RECacril® Marine un tacto más suave y dúctil que el de las lonas estándar, lo que facilita la confección al adaptarse mejor a las formas complejas propias de las estructuras náuticas.

Aplicaciones

Propiedades

Garantía RECacril® Marine

RECASENS garantiza la lona RECacril® Marine por un periodo de 5 años a contar de la fecha de instalación.

La garantía cubre el anormal deterioro, putrefacción y perdida de color de lonas sometidas a condiciones atmosféricas normales y sobre las que se ha realizado de manera sistemática un correcto mantenimiento.

Dentro del periodo de 5 años, RECASENS repondrá gratuitamente el metraje reconocido como defectuoso o abonará su coste.

La garantía cubre únicamente el valor de la lona y específicamente excluye cualquier otro elemento del toldo (herrajes, mecanismos, etc.), así como los costes de confección e instalación del toldo.

La garantía no cubre ningún deterioro debido a abusos, negligencia, vandalismo, quemaduras de cualquier tipo, incendios y desastres naturales.

En particular, no cubre el deterioro producido por:

  • La falta de mantenimiento de la lona o por utilización en el misma de productos o instrumentos inadecuados. En concreto no deben utilizarse NUNCA disolventes ni cepillos duros u otros instrumentos de raspado que pueden dañar el acabado protector de la lona.
  • Contaminación atmosférica o fitosanitario.
  • Suciedad producida por los animales.
  • Defectos de montaje o errores de maniobra del usuario.
  • Colocación de objetos encima de la lona, o caída de objetos sobre la misma.
  • Condiciones atmosféricas no habituales (rayos, temporales, etc.).

Para ejercer el derecho a la garantía, es necesario ponerse en contacto con el instalador o el distribuidor al que compró el producto. Dicho instalador o distribuidor, transmitirá la reclamación a RECASENS. La lona quedará a disposición de los expertos de RECASENS o de los de su compañía de seguros.

El reemplazo o reembolso del tejido defectuoso no implica la prolongación de la garantía del tejido repuesto.

Mantenimiento de las lonas RECacril® Marine

El acabado de alta tecnología, Proceso Infinity, proporciona a las lonas de RECASENS una protección duradera frente a los hongos y una excelente repelencia al agua y al aceite haciendo que los toldos les protejan tanto del sol como del agua durante muchos años.

No obstante, la acumulación de polvo, partículas de contaminación atmosférica, materias orgánicas extrañas y suciedad en general pueden dañar esta protección, acortando la vida útil de la lona por lo que deben ser eliminados.

El método más eficaz de mantenimiento es limpiar la lona una vez al mes con una manguera con poca presión, de esta manera, se evita la acumulación y la penetración de la suciedad en el tejido.

Es muy importante que tras la limpieza con agua se deje secar completamente la lona antes de enrollar de nuevo el toldo.

En caso de lluvia se puede dejar el toldo extendido, ya que la misma lluvia arrastra la suciedad. Si por cualquier circunstancia se tuviera que enrollar el toldo húmedo, hay que desenrollarlo tan pronto como sea posible y dejarlo secar completamente. En épocas de lluvias continuadas es recomendable mantener los toldos enrollados.

Si se realiza este lavado periódico con agua, en la mayoría de ambientes, solo será necesario hacer un proceso de limpieza más a fondo cada 2 o 3 años.

Los pasos a realizar son:

  1. Cepillar el exceso de polvo y suciedad con un cepillo muy suave. No cepillar NUNCA con cepillos duros puesto que dañan la película del acabado del tejido.
  2. Rociar el toldo con agua limpia. Si se usa una manguera, evitar una presión elevada.
  3. Preparar una solución de jabón neutro exento de disolventes en agua tibia (no más de 40ºC) y aplicarla sobre el toldo, dejando que penetre en el tejido.
  4. Aclarar con abundante agua para eliminar todos los restos de jabón.
  5. Deja secar al aire y no enrollar el toldo hasta que la lona esté completamente seca.

Las lonas RECacril® Marine están protegidas frente al crecimiento de hongos, no obstante, los hongos si pueden crecer sobre la suciedad incrustada. Para la limpieza de este tipo de manchas es necesario realizar una limpieza más intensa siguiendo el siguiente procedimiento:

  1. Cepillar el exceso de polvo y suciedad con un cepillo muy suave. No cepillar NUNCA con cepillos duros puesto que dañan la película del acabado del tejido.
  2. Preparar una solución con un 10% de lejía doméstica, 20% de detergente neutro exento de disolventes y 70% de agua.
  3. Aplicar la solución sobre el tejido, dejándola actuar entre 15 y 20 minutos como máximo.
  4. Aclarar con agua limpia varias veces, ya que si quedaran residuos de lejía en la lona, con la acción combinada del sol, podrían dañar el tejido.
  5. Dejar secar al aire y no enrollar el toldo hasta que la lona esté completamente seca.
  6. Repetir el proceso si es necesario

Para proteger el Medio Ambiente, asegúrese de recoger el agua sucia cuando use lejía, ya que puede ser perjudicial para animales y plantas.

Información al consumidor

Durante la confección del toldo o su instalación, se pueden producir pequeñas imperfecciones debido a la propia manipulación de la lona. Estas pequeñas irregularidades, como los veteados, pequeños pliegues o rayas blanquecinas, son inherentes a la naturaleza de la fibra acrílica y no perjudican en absoluto las propiedades de la lona.

Los veteados y rayas blanquecinas aparecen por la inevitable formación de arrugas durante la confección e instalación del toldo y son debidas a un efecto óptico de diferente refracción de la luz. Son marcas leves que se aprecian algo más por transparencia. Las lonas de colores claros son más sensibles a la formación de estas marcas que las lonas de colores oscuros.

Los pequeños pliegues pueden aparecer a lo largo de las costuras al enrollar la lona debido al incremento de grosor de la costura.

Estas imperfecciones son muy leves, propias de la fibra acrílica y por tanto en ningún caso se puede responsabilizar de ellas al instalador o al fabricante de lona.

Certificados

5 Años